Contact.jpg

Queremos escuchar de usted

Contáctenos

Si tiene pregunta alguna, si desea informarse más sobre nuestros cursos, nuestro programa de subvenciones, o servicios de abogacía, o si le interesa prestar servicios de voluntariado para los niños a quienes servimos, no dude en ponerse en contacto con nosotros usando el formulario abajo. Los campos marcado con un asterísco son obligatorios. Estamos comprometidos a responder a su mensaje lo antes posible, pero le pedimos el favor de permitirnos un día para hacerlo. Nos hace feliz escuchar de usted.

¿Lo sabías?

Una discapacidad del habla o del lenguaje es
la segunda causa más común
de colocación en clases de educa­ción especial en las escuelas públicas.

¿Lo sabías?

La tasa de elegi­bilidad para co­locación en clases de educación es­pecial es
3 veces
más alta

para niños con trastornos del habla y lenguaje que para el au­tismo o discapa­cidad intelectual.

Contribuya

¡Ayú­de­nos a ayu­dar a es­tos ni­ños! Su do­na­ti­vo cam­bia­rá la vi­da de un ni­ño y su fa­mi­lia. ¡Mil gra­cias por apo­yar nues­tra mi­sión!

Es­ta­mos bus­can­do vo­lun­ta­rios, y si su tiem­po es lo que pue­de re­ga­lar, por fa­vor no va­ci­le en lla­mar­nos.

Historias

Joshua na­ció con un des­or­den ge­né­ti­co, sor­do, y con un tras­tor­no con­vul­si­vo. Pa­ra la edad de on­ce años, sus ha­bi­li­da­des de co­mu­ni­ca­ción eran co­mo de un ni­ño de dos años de edad. Crea­mos un sis­te­ma de co­mu­ni­ca­ción per­so­na­li­za­do que le pro­vee una ma­ne­ra efec­ti­va de ex­pre­sar sus pen­sa­mien­tos, es­co­ger, y au­men­tar el idio­ma de se­ñas que es­tá sur­gien­do.

Noticias
15 de junio, 2019

Nuestras Guías de Recursos para las víctimas de abuso sexual y los padres de las víctimas de abuso ya están disponibles.

15 de mayo, 2019

Recibimos subvenciones de $10,000 para difundir nuestro programa sobre la prevención del abuso en cinco condados más en Oregón.

Contacto

Adler’s Voice
PO Box 6344
Bend, Oregón 97708
541-408-1092
stephanie@adlersvoice.org

Adler’s Voice uti­li­za cookies. Vea nues­tra po­lí­tica de cookies pa­ra apren­der más.