Prevention.jpg

Declararse contra el abuso

Acaba con el silencio

Nuestro programa de prevención y concientización tiene por misión de acabar con el silencio en torno al abuso sexual y la violencia contra los niños que sufren trastornos del idioma y lenguaje; mejorar los conocimientos y la habilidad de los profesionales de primera intervención cuando ocurre el abuso de niños discapacitados; y crear una red de familias y profesionales con el objetivo común de proteger a los niños contra la violencia, el abuso, y la explotación.

El abuso sexual y la violencia contra menores figuran entre los delitos comunes más alarmantes de nuestra sociedad hoy en día. Aunque casos espectaculares de abuso sexual infantil salen de vez en cuando en las noticias y llevan conciencia del asunto al público, cabe recordar que el abuso sexual y la violencia contra los niños son una realidad social, aun cuando no aparezcan en los medios de comunicación. En los Estados Unidos, se hace una remisión directa por causa de abuso o negligencia de menores todos los ocho segundos (1).

A pesar de lo asombroso que es esta cifra, no representa ni un reflejo de la prevalencia del abuso de menores en nuestra sociedad. La cifra estimada de incidentes no denunciados debe considerarse mucho más alta. Y a menudo la estadística nos hace olvidar que cada incidente representa a un ser humano que puede sufrir toda la vida de los efectos graves de sus experiencias traumatizantes en la niñez. Las investigaciones epidemiológicas han demostrado que el maltrato y abuso sexual infantil tienen una estrecha vinculación con la depresión, la ansiedad, el trastorno de estrés postraumático, el trastorno de identidad disociativo, una baja autoestima, una tendencia de ser víctima en la madurez, el alcoholismo, el abuso de drogas, y varios psicopatologías de adulto, incluidos el delito y el suicidio (2).

Víctimas perfectas

Todo esto se vuelve aun más alarmante cuando pensamos en los niños sin habla o que sufren de discapacidades de desarrollo o intelectuales. Según el Departamento de la Educación en Oregón, más de 22,500 niños en el estado de Oregón sufren de graves trastornos del idioma y del lenguaje, y más de 18,000 niños sufren de discapacidades de desarrollo o intelectuales (3). Estadísticas adicionales muestran que aquellos menores son tres veces más propensos a sufrir abuso o maltrato sexual (4). Aquellos niños representan víctimas perfectas, por varias razones.

Ausencia de programas de prevención

Para empezar, se ha prestado muy poca atención a la creación de programas de prevención de abuso destinados a esta población. El proyecto de ley 856 del Senado, conocido como Erin’s Law, manda que cada alumno reciba enseñanza, adecuada para su edad, que le ayude a reconocer las situaciones peligrosas y cómo comportarse frente a ellas, y para aumentar la conciencia del abuso sexual infantil (5). Sin embargo, los niños sin habla, o que sufren de discapacidades de desarrollo o intelectuales, a menudo son pasados por alto en este respecto, pues están excluidos de esta enseñanza obligatoria. Actualmente no existe ningún programa de enseñanza comprehensivo adaptado a las diferencias educativas de estos niños.

Barreras a la comunicación

Cuando ocurre el abuso, estos niños no pueden fácilmente denunciarlo a personas u organismos de confianza para ponerle fin. Hay dificultades en muchos niveles. Por ejemplo: mientras las configuraciones de las CAA normales ofrecen recursos comunicativos de fácil acceso destinados a platicar sobre las situaciones diarias, los recursos para hablar de la violencia o el abuso faltan en la mayoría de estas configuraciones. Los niños de desarrollo típico son capaces de hablar con toda libertad de sus cuerpos, sus funciones corporales, el sexo y las relaciones, y las personas o las cosas que le hagan daño, pero se considera controvertido poner los símbolos correspondientes y adaptados a la edad del niño en los sistemas CAA.

Discriminación estructural

Cuando se investigan presuntos casos de violencia o abuso sexual, estos niños no pueden con facilidad dar testimonio del abuso que hayan sufrido de forma que resista frente al tribunal. Eso es un problema práctico tanto como jurídico, puesto que, a menudo, a estos niños les falta acceso a una forma eficaz de comunicación verbal, y hay vacíos jurídicos en la ley. Por eso, los niños sin habla o que tengan discapacidades de desarrollo o intelectuales sufren una discriminación de la parte de la fiscalía penal jurídico, frente a los niños de desarrollo típico. “Estructural” significa que la discriminación se debe no tanto a las percepciones o los prejuicios de ciertas personas, sino a los vacíos y fracasos del mismo sistema.

Ausencia de tratamiento adaptado al trauma

Además, es frecuente que estos niños no reciben tratamiento apropiado y adecuado al trauma que han sufrido, y que necesitan para reponerse del abuso sufrido. El problema es, en parte, que existen varios mitos y malentendidos respecto a la forma de los niños con discapacidades de desarrollo o intelectuales de vivir estas experiencias de abuso o maltrato. Con frecuencia se olvida que estos niños, incapaces de expresar sus experiencias de forma adecuada, sufren de la misma forma que los niños de desarrollo típico. Otro aspecto del problema es que el tratamiento de trauma en los niños padeciendo discapacidades de desarrollo o intelectuales requiere un enfoque interdisciplinario. A los psiquiatras y los psicólogos les falta, a menudo, capacitación en las patologías del habla y del lenguaje, mientras los patólogos del habla y del lenguaje, por lo general, carecen de entrenamiento en terapia para trauma.

Fuentes(1) Calculado a base de datos del U.S. Department of Health and Human Services, Child Maltreatment 2017, Exhibit 2-A, Screened-in CPS Referral Rates for 2017, Fuente; (2) Una bibliografía de estudios y encuestas relevantes es proporcionada por el U.S. Department of Health and Human Services, Centers for Disease Control and Prevention, Fuente; (3) Oregon Department of Education, Report of Children with Disabilities Receiving Special Education, 2017, Fuente; (4) The National Center for Victims of Crime, Crimes against Persons with Disabilities, 2015, Fuente; (5) Oregon Department of Education: Senate Bill 856, Sex Abuse Prevention Instruction, Fuente

Únase a nuestra misión

Adler’s Voice ya se conoce por reunir a gente de distintas experiencias y competencias en el campo de trastornos del habla y terapia del habla, tales como profesionales clínicos, terapeutas del habla y del lenguaje, especialistas en CAA, los padres y madres, y miembros de organizaciones en la comunidad. Consideramos que abordar el problema del abuso y la violencia contra menores en nuestra población destinataria es una extensión natural de nuestras actividades.

Caja de herramientas para padres y cuidadores

Durante nuestro programa “End the Silence! Speaking out against abuse” (“Acaba con el silencio! Declararse contra el abuso”), crearemos y repartiremos cajas de herramientas educativas a los padres, madres y profesionales. La Caja de Herramientas para Padres y Cuidadores contendrá paquetes de símbolos adaptados y planchas de comunicación abordando temas como la anatomía masculina y femenina, las “partes íntimas”, y el “toque inocuo”. Los padres y cuidadores pueden usarlas para enseñar a sus hijos lo de los comportamientos y toques apropiados e inapropiados. Vamos a proporcionar clases de entrenamiento para iniciar a familias al uso de estas Cajas y presentar varias estrategias para evitar el abuso.

Caja de herramientas para primeros intervinientes

La Caja de Herramientas para Primeros Intervinientes contendrá un libro comunicativo en símbolos específicos a los campos del abuso físico y sexual. Ofreceremos el entrenamiento necesario a los usuarios de la Caja para que se acostumbren a la CAA y lleguen a comunicarse eficazmente con las víctimas sin habla. Tenemos por meta enseñar a todos los primeros intervinientes comunicarse con una víctima padeciendo de una discapacidad, proporcionándoles herramientas de comunicación propios al abuso y al trauma, y el currículo asociado para poder obtener la declaración y el testimonio de la víctima.

Coalición contra el abuso infantil

No obstante, es evidente que resolver el problema del abuso sexual infantil y la violencia contra menores exige un esfuerzo común de todas las organizaciones e individuales que trabajan por los niños. Años de esfuerzos herméticos han sido por la mayor parte ineficaces. Así que les pedimos a todos los miembros de la comunidad, individuales tanto como organizaciones, que nos ayuden a elaborar una red de colaboración, con el fin de encontrar múltiples soluciones para reducir la tasa de abuso de los niños con discapacidades; para asegurar que se investigue cada denuncia de abuso con diligencia y a fondo; y para asegurar que los niños discapacitados que han sido abusados reciban el tratamiento propio al trauma que necesitan para reponerse. De igual importancia, les pedimos unirse a nosotros para crear y promover cambios en la política al nivel estatal para proteger mejor a las poblaciones vulnerables, y llenar los vacíos en nuestras leyes penales que permiten que los que abusan eviten la responsabilidad de sus delitos.

La conciencia pública

Es fundamental al éxito de nuestro programa concientizar al público. Ningún cambio significativo ocurrirá hasta que traigamos a la luz la terrible victimización que sufre esta más vulnerable población. Desde hace demasiado tiempo, se hace poco caso del problema del abuso sexual y la violencia contra menores que padecen de discapacidades de desarrollo o intelectuales, sobre todo los niños sin habla. Es hora de acabar con el silencio. ¡Ayúdenos a declararnos contra el abuso! Difunda el mensaje; ponga su firma en la petición a continuación! Obtenga nuestros materiales en línea o imprimidos, y ¡compártalos con sus vecinos! Juntos, podemos acabar con el abuso sexual infantil y la violencia contra niños.

Petición

Creemos que cada ser humano se merece una vida sin violencia, sin abuso, y sin explotación. Creemos que las dificultades de comunicación no deben constituir una barrera a la seguridad y a la protección. Creemos que cada ser humano tiene el derecho a que le oigan, a que se investiguen sus denuncias de abuso o de negligencia, de acceder al sistema jurídico penal, y de recibir el tratamiento que les hace falta para reponerse del trauma de abuso.

A partir de estas creencias, pedimos que nuestros líderes fomenten y se esfuercen por un cambio fundamental de conciencia en los sistemas jurídicos y penales respecto a las víctimas de delitos sin habla o que padecen de discapacidades de desarrollo o intelectuales. Animamos a los legisladores, policías, primeros intervinientes, y fiscales a acabar con la discriminación estructural que resulta de la falta actual de herramientas y métodos que estas víctimas necesitan para dar su declaración y testimonio para que éstos se sostengan delante el tribunal. Alzamos la voz por los que están sin voz, y pedimos justicia por los más vulnerables de nuestra sociedad.

Descargas

Haga clic en las miniaturas a continuación para descargar las Guías de Recursos para las víctimas de abuso sexual y sus padres. Basadas en un texto de la Illinois Coalition against Sexual Abuse, estas guías contienen información útil para los primeros auxilios en incidentes de abuso sexual. Incluyen también una lista de contactos de más de 140 organizaciones de apoyo y abogacía por todo el estado de Oregón, enumerados por condado. Actualmente nuestros guías están disponibles únicamente en inglés.

Guía para víctimas

Guía para víctimas

Guía para padres de víctimas

Guía para padres de víctimas

Si desea unirse al movimiento de concientización de este asunto, haga el favor de imprimir el formulario de petición que sigue, y pida el apoyo de sus amigos y colegas. Envíe las peticiones completas por correo a la dirección al pie de esta página. ¡Muchas gracias! Su apoyo es inestimable para que nuestra misión de acabar con el silencio respecto al abuso de los niños tenga éxito.

Formulario de petición

Formulario de petición

Materiales imprimidos

Para ayudarles a difundir el mensaje en su comunidad, ofrecemos una caja de materiales imprimidos, incluyendo nuestra Guía de Recursos, tarjetas postales, folletos, adhesivos, insignias, formularios de petición y otros materiales informativos. Estas cajas se enviarán gratis a cualquier lugar en Oregón. Si le interesan nuestros materiales, envíenos un mensaje al contacto indicado al pie de esta página.

¿Lo sabías?

En el solo estado de Oregón, más de
22,500 niños
padecen trastornos graves del habla y del lenguaje.

¿Lo sabías?

Los niños dis­capacitados son
tres veces
más propensos a padecer abuso sexual, violencia, o maltrato.

Contribuya

¡Ayú­de­nos a ayu­dar a es­tos ni­ños! Su do­na­ti­vo cam­bia­rá la vi­da de un ni­ño y su fa­mi­lia. ¡Mil gra­cias por apo­yar nues­tra mi­sión!

Es­ta­mos bus­can­do vo­lun­ta­rios, y si su tiem­po es lo que pue­de re­ga­lar, por fa­vor no va­ci­le en lla­mar­nos.

Historias

Kelsey na­ció con un tras­tor­no mi­to­con­drial y fue dia­gnos­ti­ca­da con apra­xia del ha­bla. Le pro­veí­mos un dis­po­si­ti­vo CAA, y es asom­bro­so ver co­mo sus ha­bi­li­da­des de len­gua­je ha flo­re­ci­do des­de eso. Ella con­ti­núa au­men­tan­do su vo­ca­bu­la­rio ex­pre­si­vo, aña­di­en­do nue­vas pa­la­bras y flui­dez ca­da ano.

Noticias
15 de junio, 2019

Nuestras Guías de Recursos para las víctimas de abuso sexual y los padres de las víctimas de abuso ya están disponibles.

15 de mayo, 2019

Recibimos subvenciones de $10,000 para difundir nuestro programa sobre la prevención del abuso en cinco condados más en Oregón.

Contacto

Adler’s Voice
PO Box 6344
Bend, Oregón 97708
541-408-1092
stephanie@adlersvoice.org

Adler’s Voice uti­li­za cookies. Vea nues­tra po­lí­tica de cookies pa­ra apren­der más.